Overblog Seguir este blog
Edit page Administration Create my blog

Claves para la reconciliación.

 

reconciliacionReconciliarse es volver a las relaciones o amistades; es atraer y acordar los ánimos desunidos.

Podemos reconciliarnos con los demás pero antes tenemos que hacerlo con nosotros mismos.

Para que una reconciliación sea posible, lo primero que tenemos que hacer es pensar, reflexionar, orar, clarificar ideas y decidir.

Aprende a perdonar

Cargate de amor por ti mismo y por los seres queridos. Sólo así podras comprender al otro y llegar a perdonarlo o perdonarla por una palabra mal dicha, un afecto no expresado, una compañía no presente en su momento oportuno. Perdona; es importante que las emociones negativas no habiten en ti.

Reconciliate con lo pasado

Toda experiencia vivida era necesaria para el fortalecimiento personal y el autoconocimiento; sólo ante situaciones dificiles apelamos a nuestras fortalezas para ponernos aprueba. Mira tu pasado como una pasantía que te ha dejado un aprendizaje para seguir hacia adelante mejor equipado. Invierte tiempo en reflexionar y descubrir tus pensamientos y sentimientos, especialmente aquellos que consideras negativos y son los que te dañan. Sólo así podras reconciliarte con el pasado y tomar el aprendizaje que te ha dejado.

Pasa la página

No mires hacia atrás, una vez que hayas vivido la experiencia, sigue adelante. La mayoría de las veces las soluciones a un problema depende de un cambio de actitud.  Decide actuar o responder de una manera diferente a como lo haz hecho hasta ahora; rompe el ciclo y una nueva situación germinará.

Establece límites

Expresa lo que quieres o sientes sin ofender, negociando sin perder. Si alguna situación no te gusta, dilo sin ambages. Si sientes que algo te hace daño, protégete.  Un cambio en la forma en que habitualmente reacciones indicará tu determinación a  no seguir como siempre y a mejorar la forma de comunicarse e interaccionar.

Clarifica tus expectativas

Pregúntate que quieres de esta relación, de este amigo o amiga. Conoce al otro/a para tener una idea clara de hasta dónde le puedes exigir y hasta dónde puedes esperar algo de el o ella. Deja de esperar tanto de los demás o de tus seres queridos o amigos/as; de no ser asi podemos sentirnos frustrados cuando los otras/os no actúan como esperabamos.

Acepta a los demás como son

No esperes cambiar el comportamiento, los sentimientos y la actitud de las otras personas; ellos cambiarán por si mismos cuando entren en un estado de conciencia que les permita reflexionar.  Acéptate a ti mismo y a los demás como son; con sus cualidades y limitaciones. Centra la atención en la afinidad y no en la diferencia que pueda tener; conócete a ti mismo para luego poder comprender al otro/a.

Actúa con humilidad 

Reconoce tus errores y limitaciones; tus bondades y fortalezas. Si no sabes algo exprésalo claramente, no tenemos porque saber todo, pero trabaja para buscar las respuestas que hay dentro de ti.

Busca un espacio para conversar

Es importante buscar el momento oportuno y pertinente para expresar lo que sentimos, pensamos y queremos. La meta es reconocer que hay desacuerdos pero también que podemos entendernos.

Busca la reconciliación

Date una nueva oportunidad. Busca a la persona con las que has tenido un malentendido o desacuerdo, de la cual te has separado por mucho tiempo...y propicia el diálogo, el encuentro y la reconciliación. Pídele perdón o perdónala y expresa tu decisión de renovar la relación.

En todo momento ten fé...en ti y en los demás.

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase: